loader image

Francotirador cobra la vida de un patrullero de la policía en el corregimiento de Petrolea, comprensión rural del municipio de Tibú.

OCAÑA, ATENCIÓN. – En instantes cuando brindaba protección a la subestación de Petrolea, jurisdicción del Distrito de Tibú fue asesinado por un francotirador el patrullero de la policía nacional, James Antonio Morales Úrico de 33 años de edad.

Trascendió a este medio que el hecho ocurrió a las 6:30 de la mañana de este martes 26 de julio cuando el uniformado se encontraba de turno como centinela y brindaba seguridad a un compañero.

Recibió un impacto con arma larga a la altura del pecho del policía quien portaba un chaleco balístico, el cual fue atravesado por el proyectil.

El comandante del departamento de la Policía del Norte de Santander, coronel John Robert Chavarro Romero califica como cobarde ataque realizado por subversivos donde falleció el héroe de la patria.

El oficial lamenta y rechaza con vehemencia el asesinato del patrullero y anunció una recompensa hasta de 30 millones de pesos a las personas que entreguen información oportuna de los responsables del hecho para que el hecho no quede impune.

Expresa la solidaridad a la esposa y a la pequeña hija por ese acto de violencia que enluta a la institución.

Manifiesta que seguirán conjuntamente con el ejército y la Fiscalía los operativos para neutralizar las acciones de ‘Jhon Mechas’ en todo el territorio nacional.

Según las primeras indagaciones de las autoridades el patrullero adelantaba un turno de seguridad y se dirigía a abrir el portón de la subestación para el ingreso de uno de sus compañeros. Fue en ese momento en el que recibió el disparo mortal a la altura del pecho.

En esa zona de Tibú hay presencia del frente Juan Fernando Porras del ELN y del frente 33 de las disidencias de las Farc.

Los asesinatos del Clan del Golfo mediante el llamado «plan pistola» comenzaron en mayo pasado, en respuesta a la extradición a Estados Unidos de su máximo jefe, Dairo Antonio Úsuga, alias «Otoniel», y hasta la fecha esta campaña criminal se ha cobrado la vida de más de 30 policías.

En lo que va del 2022, cinco uniformados de la Policía han perdido la vida en hechos violentos ocurridos en la región del Catatumbo. Cabe recordar que el pasado 9 de julio murió el subintendente de la Policía Nacional, José Leonardo Jaimes Fernández, en el municipio de Ocaña, Norte de Santander, tras un ataque de sicarios .

Por el momento, las autoridades adelantan las investigaciones para establecer más detalles del hecho e identificar a los responsables.

Habla con nosotros
1
Hola, somos Catatumbo Radio
Chat Catatumbo Radio
Hola somos Catatumbo Radio, como te ayudamos.