loader image

Agobiado por las obligaciones contraídas en administraciones anteriores el alcalde de Ocaña, Samir Fernando Casadiego Sanjuán

OCAÑA, ATENCIÓN. – Agobiado por las obligaciones contraídas en administraciones anteriores el alcalde de Ocaña, Samir Fernando Casadiego Sanjuán, vende la cartera morosa de los ‘Bonos Carrasquilla’ al banco BBVA donde le ofrecen mejores garantías.

El mandatario está cansado de pagar una alta tasa de interés donde se encuentra pignorado el 50 por ciento de los recursos del Sistema General de Participaciones de agua potable y saneamiento básico ambiental a raíz de una obra de la reposición del alcantarillado entre el sector de San Francisco y Acolsure.

El objetivo es sanear las finanzas y los ahorros canalizarlos hacia obras de inversión social en los distintos sectores de la ciudad, señala Casadiego.

El proceso se dio en el año 2010 durante la administración del abogado Yebrail Hadad Linero cuando se desembolsó un crédito de Findeter por la suma de 8 mil 163 millones de pesos a través de la figura de los ‘Bonos Carrasquilla’.

 

 

 

Ahorro considerable

 

El secretario de Hacienda del municipio de Ocaña, contador público Miguel Quintero Alvernia, lideró la consulta e hizo los cálculos para determinar la estrategia encaminada a reducir la tasa de interés.

A menudo en la vida contable de una empresa aparecen estas nuevas obligaciones contraídas debido a sucesos acontecidos en el pasado. Al mismo tiempo, dicha obligación puede depender de sucesos futuros, anota.

Después de analizar las variables financieras encuentra la mejor opción de la compra de la cartera por la entidad bancaria y reducir ostensiblemente los intereses causados por este crédito.  Es un tema importante, hemos avanzado para mejorar las finanzas del municipio.

 

Papel y lápiz a los numeritos

 

Doce años después el fisco municipal ha pagado 11 mil 834 millones de pesos por concepto de intereses y solo mil 918 millones de capital, quedando un saldo de 6 mil 245 millones, los cuales se deben cancelar hasta la vigencia 2029 con elevadas tasas, explica Quintero.

El funcionario precisa que luego de un estudio financiero y jurídico se acogen a la propuesta de la compra de cartera hecha por la entidad bancaria ya que representa un alivio para las arcas del municipio. “Se baja la tasa variable de interés del DTF más 11 puntos a únicamente 3 puntos, lo que representa la disminución del 21.23 por ciento al 11,18 efectivo anual, lo que constituye un ahorro al final del ejercicio de 2 mil 629 millones, 713 mil 983 pesos”, recalca.

 

Una estrategia viable

 

El alcalde de Ocaña se pregunta cómo a ninguno de los antecesores se les ocurrió una operación financiera de esa naturaleza para aliviar las cargas en materia de agua potable y saneamiento básico ambiental.

A la fecha se han pagado más de 12 mil millones de pesos y todavía se adeuda una cifra superior a los 6 mil millones de pesos de capital. “Nos entró la inquietud como gobierno municipal al ver que estamos pagando una tasa de interés muy alta del DTF más 11 lo que significa la pignoración del 21 por ciento anual. Empezamos las gestiones para una compra de cartera por parte de una entidad bancaria y es así que estamos ad portas de firmar con el Banco BBVA la compra de esa cartera que nos baja el interés al DTF más 3, lo que constituye una reducción al 11 por ciento anual”, precisó el mandatario.

De acuerdo a los cálculos se ahorra unos 2 mil 600 millones de pesos que pueden ser utilizados en el sector de saneamiento básico ambiental.

“Nos alegra mucho poder concretar esa transacción financiera porque se va a beneficiar mucho el municipio y no vamos a cambiar las condiciones del crédito, será también esa compra de cartera a un término como estaba definido el crédito inicial hasta el 30 de diciembre de 2029”, puntualizó.

 

También mordieron el anzuelo

 

Aparte de Ocaña también acudieron a los trámites de los famosos ‘Bonos Carrasquilla’ otros municipios de la provincia y zona del Catatumbo para trabajos de saneamiento básico ambiental.

Los alcaldes de la época, ante los grandes problemas y la insolvencia económica se entusiasman por el modelo de inversión y sin percatarse de las altas tasas de interés embarcan a los entes territoriales en unas deudas a largo plazo que asfixian las finanzas.

Muerden el anzuelo los mandatarios de los municipios como Ábrego con una cifra cercana a mil 900 millones de pesos; Convención, mil 845 millones; La Playa de Belén, mil 854 y Teorama, mil 864 millones.

El alcalde de La Playa de Belén, Íder Humberto Álvarez García, busca estrategias para solventar la situación.

El mandatario de Convención, Dimar Barbosa Riobó, indicó que los mil 800 millones fueron usados en la adecuación de la planta de tratamiento del corregimiento El Guamal, la cual se encuentra subutilizada. “La deuda ascendió a 3 mil millones de pesos y a comienzos del presente año se vendió la cartera al Banco Agrario, lo que representa un gran alivio para el fisco municipal”, agrega.

Habla con nosotros
1
Hola, somos Catatumbo Radio
Chat Catatumbo Radio
Hola somos Catatumbo Radio, como te ayudamos.