loader image

Norte de Santander se preparan para segunda temporada de lluvias.

OCAÑA, ATENCIÓN. – Norte de Santander se preparan para segunda temporada de lluvias.

Alta Consejería Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres activa las alertas para actuar ante alguna emergencia.

La segunda temporada de lluvias se avecina y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), alertó acerca de la incidencia que tendrán las precipitaciones en el departamento Norte de Santander por la presencia del fenómeno La Niña.

Aunque se espera que la ola invernal alcance sus mayores niveles a mediados del mes de octubre algunas novedades se han presentado en municipios como Ábrego y Cucutilla, donde la Alta Consejería Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, ha reportado algunas crecientes y remociones de masa.

En el municipio Ábrego, hubo afectaciones en la vía de Santa Elena por lluvias y daños en la estructura del puente Hamaca por incremento de la quebrada El Páramo que impidió el paso ente las veredas.

En Cucutilla, las precipitaciones dejaron colapsos en la vereda Carrizal Alto, sector Sisavita, donde hubo desprendimiento de material que afectó la vía terciaria y socavó la capa de rodadura y pérdida de la banca, con afectación de 50 metros lineales.

También se dañaron cultivos de lulo por deslizamientos de material. En la finca El Progreso se produjo un evento que dejó la pérdida de 3 cultivos de trucha, además de  afectar la captación y conducción del agua para las actividades pecuarias.

En Cúcuta

En la primera temporada del año un 70% de la zona rural de Cúcuta se vio afectada por los torrenciales aguaceros que afectaron la ciudad lo que dejó pérdidas en unas 400 hectáreas de cultivos.

Huber Plaza, secretario de Gestión de Riesgo y Desastres de Cúcuta, informó que aunque la segunda temporada de lluvias, que va desde octubre hasta diciembre, es la que más golpea a la ciudad, ya han hecho un balance con el comportamiento que tuvo la primera temporada.

La secretaría mantiene un trabajo contante a través de la Sala de Crisis y en el Puesto de Mando Unificado en que intervienen otros entes territoriales. “Se está trabajando con los gerentes de las comunas, los ediles, presidentes de Juntas de Acción Comunal, corregidores y todos los miembros del Concejo Municipal de Gestión del Riesgo”, dijo.

Plaza expresó que siguen muy pendientes de la quebrada Tonchalá y de las comunas 7,8 y 9, con especial atención al caudal de los ríos Zulia y Pamplonita

“En la zona rural tenemos un plan de monitoreo en el corregimiento de Agua Clara y Buena Esperanza, en sus veredas de Puerto Villamizar y también en diferentes zonas de alto riesgo que sufrieron grandes daños en el 2010 por el fenómeno La Niña, ya que fueron familias que fueron reubicadas y volvieron a invadir”, aclaró.

Recomendaciones

La Consejería Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres ha hecho algunas recomendaciones para la identificación del riesgo como mantener el monitoreo de la informaci6n y alertas provenientes de Ideam y la Ungrd, descargar en sus teléfonos celulares la aplicación “Mi pronóstico” y para ser parte activa en los procesos de gestión del riesgo, realizar monitoreo de las vías susceptibles de presentar movimientos de remoción en masa u otros eventos asociados a la temporada de Lluvias, monitorear las zonas de ladera inestables, pues se mantiene la probabilidad de ocurrencia de deslizamientos.

Además, sugieren la implementación de mecanismos de alerta comunitaria en cuencas susceptibles a la formación de avenidas torrenciales o crecientes súbitas, con el fin de generar acciones de respuesta en caso de la inminencia u ocurrencia de un evento de este tipo

Habla con nosotros
1
Hola, somos Catatumbo Radio
Chat Catatumbo Radio
Hola somos Catatumbo Radio, como te ayudamos.